lunes, 8 de diciembre de 2008

El hinojo

La infusión de hinojo es muy recomendable para las personas que tienen problemas de aerofagia ("gases"), así como digestiones difíciles, colitis y espasmos intestinales.

El hinojo (foeniculum vulgare) es una planta de la familia de las umbelíferas, también denominadas apiáceas, que se reconocen por su abundante contenido en sustancias aromáticas (agradable olor anisado). Se aprovechan sobre todo sus semillas por sus propiedades beneficiosas para el aparato digestivo.

Conocido desde la más remota antigüedad: los chinos ya lo consumían durante la Edad de Bronce y se han encontrado menciones del hinojo en los papiros egipcios con indicaciones medicinales. En la literatura griega y latina se hace referencia a las ramas de hinojo que se colocaban en las puertas de las casas con el fin de ahuyentar a los espíritus. Al parecer, los romanos aromatizaban con semillas de hinojo sus salsas de carne y los brotes frescos los consumían crudos.

He de deciros, que al igual que pasa con muchas otras infusiones de plantas, no es conveniente consumirla en exceso, no más de 3 al día, y hacerlo preferentemente después de las comidas.

A mi me va muy bien tomarla después de la comida y de la cena, es muy efectiva sobre todo si se han consumido alimentos que provocan aerofagia (como por ejemplo, las legumbres); el alivio es casi inmediato. Por otro lado, su sabor es muy agradable, al tener ese olor anisado tan característico, muy similar al del anís verde.


1 comentario:

  1. Muy buenos consejos, ya lo había oido.
    Un besote

    ResponderEliminar